Pronunciamiento de la RedLAM | Diciembre de 2015

Este mes de diciembre, que comienza con el Día Mundial de la respuesta al VIH/sida, la Red Latinoamericana por el Acceso a  Medicamentos (RedLAM) renueva su compromiso ante los nuevos desafíos que se presentan y la necesidad de brindar tratamientos antirretrovirales para todos. Para ello, seguimos en nuestro trabajo para concientizar sobre el dramático impacto de las patentes sobre los precios de medicamentos, que atentan contra las políticas públicas de acceso universal. Los gobiernos y las personas se enfrentan a grandes esfuerzos individuales y conjuntos para asegurar la sostenibilidad y sustentabilidad del acceso a medicamentos, como así también la sostenibilidad y sustentabilidad de los programas de provisión pública de medicamentos para el VIH-Sida y otras enfermedades.

Por ello, la RedLAM hace un llamamiento a los gobiernos de los países de la región Latinoamericana a ejercer su soberanía en la toma de decisiones en salud poniendo en práctica las salvaguardas de salud pública contempladas en el acuerdo ADPIC (Acuerdo sobre los derechos de Propiedad intelectual relacionados con el comercio) y la Declaración de DOHA, utilizando al máximo las disposiciones que prevén flexibilidades para garantizar el acceso a los medicamentos y el pleno ejercicio del derecho a la salud de las poblaciones afectadas por la epidemia del VIH-Sida.

El actual régimen de protección de derechos de propiedad intelectual en Latinoamérica refuerza un modelo de I+D guiado por eventuales beneficios comerciales y no de salud pública.

Un análisis comparativo de precios de medicamentos antirretrovirales y estudio exploratorio sobre el impacto de las barreras de propiedad intelectual en el acceso a medicamentos realizado por las organizaciones miembro de RedLAM en cinco países de Latinoamérica (Argentina, Colombia, Brasil, México y Perú) arrojó evidencia sobre las consecuencias que genera el monopolio de una patente en el precio de los medicamentos mostrando que un medicamento patentado puede costar una inversión pública de hasta 43 veces más que su versión genérica.

 

El sistema de patentes debe responder a la necesidad de salud pública.

Es necesario que los gobiernos hagan un uso racional de los recursos públicos destinados a salud, tomando decisiones en las compras públicas de medicamentos antirretrovirales que evalúen la situación frente a los derechos de propiedad intelectual con la salud de su población como prioridad, y generando un mayor acceso a medicamentos evaluando el ahorro que la adquisición de las versiones genéricas conlleva.

 

Las licencias obligatorias: una herramienta legal que debe utilizarse

Las Licencias Obligatorias permitidas por el Acuerdo ADPIC representan uno de los principales instrumentos que debe ser usado por los gobiernos para explotar invenciones sin la autorización del titular de la patente cuando resulte necesario para alcanzar los objetivos de política pública en salud, y en particular para asegurar la disponibilidad de fuentes alternativas de suministro de medicamentos a precios más bajos.

 

Medidas ADPIC plus vs. Soberanía en materia de salud

Los derechos de Propiedad Intelectual no son absolutos sino que están sujetos a valores sociales más elevados. Por ello alertamos del grave riesgo que significaría para las políticas públicas en materia de salud y de acceso a medicamentos que los países de la región firmen o adhieran a tratados de libre comercio adoptando medidas ADPIC plus que fortalezcan los derechos de Propiedad intelectual. Los medicamentos son bienes sociales y no deben quedar librados a decisiones comerciales y avatares del mercado porque con esas políticas se pierde soberanía y se abandona al pueblo.

 

En consideración a lo mencionado, RedLam hace un llamamiento a los gobiernos de la Región Latinoamericana para que:

1. Adopten interpretaciones rigurosas de los requisitos de patentabilidad.

2. Hagan uso de mecanismos tales como la Licencia Obligatoria y las importaciones paralelas reglamentando el procedimiento para su emisión de conformidad con el espíritu de Doha y la Salud Pública.

3. No contraigan compromisos comerciales que incluyan medidas ADPIC Plus.

4. Ejerzan veeduría sobre los costos abusivos de los medicamentos utilizados en el tratamiento del VIH/sida.